14/7/2014

POR JAVEA CON LOS LAMBERT



LOS LAMBERT Y JAVEA



En una agradable tarde veraniega de Javea, (Alicante) ha tenido lugar el pasado día 9 de julio la inauguración de una múltiple exposición, realizada en cuatro salas distintas en las que se ha distribuido la obra expuesta. 
Bajo el título genérico de Javea y los Lambert,1920-2014, la exposición nos muestra la amplia obra tanto del arquitecto suizo André Louis Lambert (1851-1929) como de su hijo André Lambert,(1884-1967) nacido en Suiza y residente en Javea desde los años 20, donde sus hijos nacieron y crecieron; padre e hijo se relacionaron mucho con la población y el entorno de Javea, actividad que tuvo como motivo el paisaje y el paisanaje de Javea. Ambos eran arquitectos, pero André hijo desarrolló además una carrera como ilustrador, acuarelista y retratista. Construyeron la vivienda familiar en Javea, en la montaña que bordea Calablanca, repoblando toda ella de arbolado y verdor, y creando un entorno maravilloso donde desarrollar un trabajo artístico, que padre e hijo compartieron durante una década (hasta la muerte del patriarca, en 1929) y posteriormente la familia o parte de ella continuó habitando a temporadas hasta nuestros días.


La matriarca actual de la familia, Milagros Lambert Boutan, hija de André Lambert, ilustradora y actualmente residente en París, se desplazó a la población alicantina para estar presente y decir unas palabras en el evento, junto a Joan Gregori, director del MUVIM, la regidora de Cultura  Amparo Bolufer y el alcalde de Javea, José Chulbi, acompañados muy agradablemente por un conjunto musical compuesto por Anna Bas (flauta),Estela Malonda (clarinete), Teresa Merle( guitarra), Pere Trent (guitarra) Paula Valles (flauta) que tocaron deliciosas piezas de Piazzola.

La sala de Ca Lambert, donde dio comienzo el recorrido expositivo, estaba a rebosar de público, que, tras la actuación musical y el breve speech de las autoridades y Milagros Lambert, inundó el espacio admirando el magnífico trabajo artístico de André Lambert, compuesto de retratos, paisajes, dibujos arquitectónicos, etc.
La segunda parada de la muestra se realizó en el Museo de Javea, centrándose la obra expuesta en el paisaje agrícola de Javea y las construcciones que lo poblaban, con diseños y dibujos arquitectónicos de Lambert padre.

En la Fundación Cirne se encontraba el tercer paso del recorrido, continuando con los dibujos, planos y acuarelas sobre los principales monumentos de Javea y alrededores.
Finalmente el numeroso público fue desembocando en la Casa del Cable, en el Puerto de Javea, donde se ofrecía un amplísimo reportaje fotográfico, pictórico y arquitectónico, con maquetas, reproducciones, etc., de Javea entre los años 20 y 60 del pasado siglo, en las épocas que los dos Lambert, padre e hijo, vivieron y desarrollaron su labor artística y creadora. Como en los demás espacios, también hubo actuación  musical, y posteriormente un breve aperitivo. El público llenó el amplio espacio y disfrutó con todo lo que allí se ofrecía. Además de Milagros Lambert Boutan, se encontraba su sobrino, el artista André Emanuel Lambert, cuyo trabajo artístico lo desarrolla en su taller de Calablanca,  cerca de la antigua casa familiar.


La exposición estará abierta al público hasta el 21  de septiembre. Animamos al público a pasarse por las diferentes salas y admirar un trabajo francamente interesante, y muy bien montado.

 
 Fuensanta Niñirola

24/1/2014

NUEVA YORK REVISITADA POR VICENTE COLOM

NUEVA YORK 2009-2013
EXPOSICIÓN DE VICENTE COLOM
EN EL ALMUDÍ, VALENCIA

Excepcional el marco que alberga esta exposición: El Almudín, edificio construido sobre el alcázar musulmán a principios del siglo XIV como lugar de almacenaje de trigo, que a principios del siglo XVII tomó la forma de planta basilical actual. El interior esta decorado con pinturas murales de carácter popular alusivas a la entrada de trigo en la ciudad.
Entre los arcos y pilares que conforman la sala, pasea el visitante y descubre una serie de dibujos sobre el tema único de la ciudad de Nueva York. O más bien, de Manhattan, que es donde se concentra esa arquitectura que en su momento era única vía de edificación, puesto que el terreno era breve y la población demasiada. El tema que sirve de eje a estos dibujos son los rascacielos, ese conjunto de bloques que sube hacia las nubes y a veces se pierde entre ellas.
La primera impresión que el espectador se lleva de estas imágenes es la aérea. Aire y volumen.  No solo por los motivos, que son los distintos bloques geométricos que conforman las áreas más populosas de Manhattan, sino por la sensación de que esos volúmenes respiran, están en el aire, incluso algunos se pierden entre la bruma de unas nubes bajas. Las masas que podrían considerarse plúmbeas, parecen aspirar a celestes. Los prismas crecen, unos acabados en punta, otros con techos planos, algunos con ventanas abiertas, otros con algún signo que le caracteriza, entre ellos, a veces asoma la especial torre del edificio Chrysler, esa joya que tanto atrae por sus curvas reflectantes y sus metalizadas gárgolas.

Pero lo que hace que tengamos esa impresión es justamente la técnica que Colom, hábil y experimentado dibujante, ha elegido. Plumilla y tinta negra sobre papel. La calidez del papel y la fuerza de los trazos verticales, horizontales y curvos cuando se requieren. Unos trazos perfectos, unos trazos que consiguen que al verlo de lejos, parezca un continuum. La imagen surge compacta en la distancia y la idea de aire es inmediata.
El dibujo, siendo como es la base de todo arte (escultura, pintura y arquitectura) es el hermano pobre: no tiene el glamour de una pintura, una escultura o un edificio. No se vende igual. Pero un buen dibujo es una magnífica obra de arte, tiene la fuerza y la frescura de lo inmediato, tiene mucho en común con el esbozo, que suele ser dibujo, aunque un acabado mejor y  un atractivo más fuerte.

En el excelente catálogo que se ha editado con motivo de la exposición, hay un  texto de Tomás Llorens  en el que reflexiona sobre la relación del dibujo con el arte una vez se ha llegado al invento de la fotografía y han tenido lugar las vanguardias. Y tiene una reflexión particularmente atractiva y muy acertada, a modo de parábola, sobre lo que significa el dibujo con respecto a la pintura: del mismo modo que andando llegamos a muchos más sitios de los que se puede llegar con un coche, por muy bueno que sea, con una barra de grafito o una plumilla se puede hacer una variedad enorme de cosas, mucho mayor que la que se puede hacer con un pincel y un tubo de color. Esto a veces no es apreciado por el gran público, pero es así.
Por otra parte, Llorens cita a tres artistas en referencia al trabajo de Colom: Matisse (el Matisse de Temas y Variaciones), Piranesi, el gran Piranesi de las arquitecturas misteriosas y fantásticas; y por último, Morandi y sus naturalezas muertas, volumétricas y verticales. Yo añadiría Picasso, que fue mucho más dibujante que pintor, el Picasso de la etapa cubista abstracta.  Y añadiría también a Paul Klee, el Klee de las construcciones marroquíes: un Klee en blanco y negro.

Pero si dejamos a un lado los ecos de otros artistas, y nos concentramos en la obra que nos muestra Colom, vemos varias series: algunos dibujos, más abocetados, en los que solo se concentra en una parte del espacio y lo demás queda difuminado  o en blanco. Otras series son de conjuntos de edificios en las que vemos sus terminaciones: cúpulas, tejados o terrados planos, entre los que reconocemos algunos, otros solo se insinúan, y emergen entre zonas más vaporosas y aéreas. Hay también algunas vistas que incluyen una línea de horizonte, donde se insinúa un puente, un río, y la ciudad que continúa tras el río. Varias imágenes se concentran en las estructuras de los puentes, sobre todo las del puente de Brooklyn o el de Manhattan. Esas estructuras tienen una fuerza enorme, son férreas a la vez que aéreas, como los propios puentes lo son. Quien haya cruzado andando más de una vez el Puente de Brooklyn puede apreciarlo perfectamente.

Después, otras series de dibujos nos muestran los edificios en su parte más geométrica, como un conjunto de piezas ensambladas, una construcción dentro de otra: luz y volumen, creando una imagen mucho más compacta más hermética, más pirandesiana.
En ese aspecto Colom parece enlazarse con la corriente constructivista, aunque solo es una alusión. Ecos de Léger, en general, las imágenes que nos presenta el artista son de una fuerza enorme, y atractivas en su conjunto. De técnica cuidada y asombroso pulso, algunas muestran breves toques de un color muy ligero, acuarelado, dando un tono más cálido al dibujo. Otras se mantienen en el trazo negro, en sus distintas fases de gris, con variantes en la verticalidad de sus gradaciones, introduciendo las mallas curvas y sinuosas para las sombras más fuertes, y dejando los trazos verticales para las gradaciones generales.
En suma, una exposición muy completa, de excelente factura, sobria y de calidad.


Vicente Colom (Valencia, 1941), grabador, dibujante, pintor, a los 14 años comenzó a trabajar en la imprenta fundada en 1887 por Luis Farinetti; paralelamente, se formó en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos hasta 1965, fecha en la que partió para París, donde viviría durante tres años. A finales de los setenta, Colom compaginó la pintura al óleo y a la cera de corte expresionista –desnudos y paisajes- con el dibujo a pluma, que a partir de esos momentos y se caracterizaría por una acumulación dibujística tanto de contornos como de masas delimitadas en ciertas áreas del papel mientras que dejaba otras zonas ocupadas por el vacío. Vicente Colom se mantuvo siempre independiente tanto de tendencias de corte realista, de lo cotidiano, como del hiperrealismo importado de Gran Bretaña y Estados Unidos, así como el pop y crítica socio-política tampoco llamaron su atención. Su carrera es larga y experimentada.
Colom se entusiasma por el detalle, por el acabado del dibujo “porque el realismo le permite especular con el fondo poético de las cosas”. Suele retomar sus temas una y otra vez tras largos descansos, puesto que para él sus series son formas distintas de ver y observar el mismo objeto o secuencia. En sus variaciones los contrastes y claroscuros se observan con mayor grado en la naturaleza y la plumilla permite esa elaboración de valoraciones y degradaciones tonales establecidas por un entramado de líneas y por el trazo continuo y uniforme pero aplicado rítmicamente. Pero sus paisajes no son del todo reales, los elementos que los conforman han sido alienados y aislados a través del detalle. Desde 1998 dirige la sala de exposiciones del Palau de la Música en Valencia.

18/5/2013

OUKA LEELE EN VALENCIA

En la veterana y señera Galería Punto de Valencia, tuve ocasión ayer de acudir a la inauguración de fotografías de Ouka Leele, musa de la movida madrileña de los años ochenta,  que mostró una parte representativa de su obra fotográfica, en la que mezcla acuarela con las fotografía y compone unas imágenes muy personales. Desde el 16 de mayo y hasta el 22 de junio expone 42 de sus obras.





 La propia artista se encontraba en la galería, con público a rebosar. Y amenizada por música en directo, live, por la voz de Mónica Ibáñez y Miguel Anda a la guitarra. Mas adelante se generalizó la música y la participación del público, empezando por la propia Ouka Leele, que cantó y bailó a ratos. Ouka Leele es el nombre artístico de Bárbara Allende Gil de Biedma (Madrid,1957), fotógrafa, hermana del arquitecto Gabriel Allende Gil de Biedma, sobrina del poeta Jaime Gil de Biedma y prima de Esperanza Aguirre.




Fue una de los protagonistas principales de la Movida madrileña de comienzos de la década de 1980. De formación autodidacta, destacan sus características fotografías en blanco y negro coloreadas y sus grabados. Mezcla las tradiciones españolas con un gran colorido típico de esta artista.Con obra expuesta en  París, Londres, Tokio, São Paulo o Nueva York, por nombrar solo algunas.  Premio Nacional de Fotografía en 2005.



En la actualidad, trabaja junto al director de cine Rafael Gordon en el montaje final de la película La mirada de Ouka Leele, cuyo estreno se espera para el próximo año, y que transcurre en gran parte en Ceutí, durante la elaboración de su mural. También está a punto presentar su nueva página web oficial, en la que se podrá encontrar actualizada gran parte de su obra y biografía. Ouka Leele acaba de ser nombrada Embajadora de la Candidatura de Segovia a Capital Europea de la Cultura en 2016.
La obra de Ouka Lele se caracteriza por un marcado toque surrealista, simbólico y con elementos autobiográficos. Ella misma posa como modelo para sus fotografías, adoptando diversos roles. Una parte importante de la obra expuesta es en blanco y negro, incluyendo retratos a famosos como el pintor Miquel Barceló, el actor Eusebio Poncela, etc. 

Amparo Agrait, la galerista
Distintos momentos de la tarde, algunas reproducciones de la obra expuesta. Las fotos del público son de Daniel Ormero.



Mónica Ibáñez y Amparo Agrait.




Amparo Zaragozá, en el centro.

Miguel Anda
Amparo Agrait y Ouka Leele

Vicente Torres y Ouka Leele
La bailarina Ana Luján Sánchez
Carmen Alborch, Ouka Leele y Amparo Agrait






8/4/2013

EXPOSICIÓN COLECTIVA CON DRAGONES

Recientemente asistí a la inauguración de la exposición colectiva del grupo
DRAGONIANSCINC

 2013


en los locales de la Casa del Libro de Valencia. 






El acto fue introducido por un speech a cargo de Maria Vicenta 

Porcar, gran amiga y promotora cultural.

Tema unitario: 

SAN JORGE Y EL DRAGÓN
Vicenta y el pintor Carlos Pérez Bermúdez ante dos de sus pinturas

San Jorge y el Dragón, su tradición, su simbolismo, es el pre-texto cultural, iconográfico y popular que acoge a los miembros del grupo bajo un argumento común proporcionando unidad al trabajo colectivo. 

A partir de su reflexión sobre el tema, marcando su propio ritmo de trabajo para estimular su fantasía, su desarrollo creativo, sus lecturas sobre el tema, sus sensaciones; cada uno de los artistas, elabora sus propias obras, con su estilo particular. El trabajo común se produce en la preparación de la muestra, en el imaginario colectivo y en la elaboración de una obra en común como muestra del quehacer del grupo.


El grupo al completo, con Mª Vicenta.

Componen el grupo:



AmparoFosati,
Laly Martínez
Carmen Sanz,
Carlos Perez-Bermúdez
Enric Segarra

 Grupo de cinco artistas relacionados con la enseñanza y que desde hace varios años, se han propuesto reivindicar que la creatividad y expresión personal puede y debe ser un discurso perfectamente compatible con el patrimonio cultural.